GR 11 en fines de semana (52ª Candanchú – Guarrinza)

52ª Entrega

La transpirenaica es el recorrido que, según creo, la mayoría de montañeros sueñan con realizar alguna vez en : su vida. Y mi compañera, como buena alpinista, comenzó a lanzar la idea entre nuestro grupo excursionista de la UEC del Prat.

En poco tiempo conseguimos juntarnos unos cuantos para comenzar la aventura de una manera muy particular, ya que por edad y por motivos de trabajo solo lo podíamos hacer en fines de semana y puentes. Aunque podía ser más numeroso, un grupito compacto de cinco personas era ideal para conseguir una logística más eficaz, sobre todo en cuanto a cuadrar fechas y horarios y utilizar dos vehículos para los desplazamientos.

Una vez formado el grupo y por cercanía, iniciamos el recorrido en Cap de Creus, en un día ventoso de abril pero con una luz espléndida que aún nos animó más para continuar el proyecto.

De regreso a casa nos dimos cuenta de que, si seguíamos las etapas en el sentido estándar, el invierno frenaría nuestra marcha, así que decidimos hacerlas siguiendo nuestro propio orden. Por comodidad, aquí presentaremos las etapas en el orden geográfico del total del recorrido; aunque también comprobareis que unas etapas las realizamos de este a oeste y otras al revés debido a la logística de los vehículos.

Una vez terminado os puedo decir que ha sido maravilloso, que ahora conocemos más a fondo todo este fantástico Pirineo y que hemos visitado rincones espectaculares que jamás podremos olvidar.

Bajo cada grupo de imagenes os explicamos las vivencias de la etapa realizado por Geni

Si deseáis ver más fotos, podéis clicar sobre el enlace de la etapa.

Gracias.

52ª Candanchú – Guarrinza

Salimos con un día nublado y fresquito desde Candanchú. La niebla cada vez se apodera más de nosotros. Cuando encontramos las primeras marcas de GR vemos que las han borrado picando la pintura en la piedra, se ve que lo han desviado, y han hecho una nueva ruta, pero nuestra logística nos obliga a continuar por la antigua. Nos adentramos en Francia con un bosque espectacular, verde a rabiar, frondoso, vamos por senderos y la niebla se engancha en las alturas. Senderito de tierra por el que hay que ir con mucho cuidado (hay una señal de peligro). Atravesando unos bloques de piedra y nos recibe un nuevo bosque, mas espectacular que el anterior. La niebla, el verde intenso, la humedad bochornosa, la sensación de encontrar a un elfo, nos hacen vivir unos momentos intensisimos, cruzando este espectacular rincón.

Dejamos atrás el bosque encantado, y seguimos sendero en suave ascenso por prados con vacas y caballos pastando. Y como si nos diese la biembenida la niebla se abre dejandonos ver el Ibón de Estanas en todo su esplendor. Junto a sus aguas recuperamos fuerzas, y nos cuesta marcharnos, pero si bonita es su orilla, la visión aérea no le va ala saga. Llegamos al enlace con el nuevo camino del GR (las marcas se ven muy reluciente) y nos dirigimos hacia Aguas tuertas. Antes de llegar a un pequeño collado, la vista atrás nos mantiene las maquinas, bien activas, pues la imagen del Ibón con el Midi d´Ossau al fondo, entre una tenebrosa niebla, lo hace inolvidable. Seguimos nuestro camino entre vacas y terneritos y un poco más abajo caballos, hasta que nos acoge el inmenso valle de Aguas Tuertas, esa explanada verde que con sus aguas serpenteantes nos atrapa con una fina niebla que se aleja sin querer dejarnos del todo. Pasamos por el refugio libre de Achar y una relajada bajada nos lleva hasta el cartel de Guarrinza, donde ayer dejamos el coche.

Recorrido 23,1 km Desnivel positivo 645 m Desnivel negativo 930 m

Acerca de manolo

Mi gran pasión es la montaña
Esta entrada fue publicada en Travesias y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.